martes, 23 de septiembre de 2014

Lazos & Letras: Alicia en el País de las Maravillas

Hace unos días, mis ansias de lectura y mi intención de darle vidilla a ésto más allá de mis tonterías me llevaron a unirme a Lazos & Letras, una iniciativa interesante que encontré, y que no es otra cosa que un club de lectura para lolitas&boystylers.



¿Por qué es interesante ésto?
En mis andanzas por el mundo lolita, he podido comprobar que muchos de los seguidores de esta subcultura tienen en común características como el gusto por la lectura (arte en general) y una visión especial de los mundos fantásticos. Compartir experiencias con personas que quizás, sólo quizás, ven estos relatos como tú los ves (¿o no?) es divertido, inspirador, ...

¿Y tú no habías leído el libro ya?
Muchas veces. Incontables. Es uno de esos libros que ves en tu estantería, te entran ganas de leer y te ocupa una tarde, dos a lo sumo. Esta vez he ido leyendo poco a poco, disfrutando de cada palabra.

¿Vas a hacer una reseña "estándar"?
Reconozcámoslo, soy pésima a la hora de hacer reseñas. Puedo hacer un resumen del libro, puedo copiarte los datos y la sinopsis, y puedo buscarte una biografía del autor, pero...¿qué tal si lo dejamos en que voy a destacar lo que más me gusta del libro y lo que siento al leerlo?

Título: Alicia en el País de las Maravillas
Autor: Lewis Carroll
Año: 1865

Editorial: Vicens Vives
ISBN: 84-316-2586-4
Traducción: Luis Maristany
Ilustraciones: John Tenniel

"Cuando una tarde de julio de 1862, el profesor de matemáticas Charles Lutwidge Dogdson (más conocido como Lewis Carroll) salió a dar un paseo en barca con las tres hermanas Lidell, poco imaginaba que aquello iba a convertirse en el origen de uno de los libros más sorprendentes y atractivos de la literatura universal. 
El peculiarísimo mundo que Carroll creó en Alicia en el País de las Maravillas, gobernado por las leyes de una lógica muy particular, y poblado de personajes tan chocantes como el Sombrerero, el gato de Cheshire o la Duquesa, ha fascinado por igual a niños y adultos de todo el mundo, como lo atestigua el hecho de que el libro haya sido traducido a cerca de sesenta idiomas."

Alicia en el País de las Maravillas es un libro de verano, un libro de tardes tranquilas en las que te sobra un ratito para leer. No demasiado largo, con un lenguaje que fluye a lo largo de las páginas y te engancha bastante... siempre que te guste. ¿Lo mejor? Que tiene continuación, Alicia a través del Espejo.

Pero ¿para qué voy a hablar del argumento, si es de sobras conocido? Lo bueno de este libro es que tiene mil detalles en los que fijarnos:

Ya desde el inicio, Carroll nos anticipa que el relato es un sinsentido, una muestra del nonsense tan en boga en la época; poemas que se formaban no por el significado de las palabras, sino únicamente por la rima, por "cómo suena", y en los que encontramos personajes humorísticos y situaciones desquiciantes. A lo largo de la historia, nuestra Alicia encuentra varios de estos sinsentidos, ya sean los que otros personajes recitan o las versiones que ella crea a partir de lo que recuerda haber aprendido.
Si bien en la versión traducida pierde algo de su encanto (si no conoces los poemas y canciones que se mencionan también puede resultarte extraño), el trabajo de Luis Maristany es fabuloso, y consigue que olvidemos que el castellano no es la lengua en la que este libro fue escrito.

Es encantador cómo la protagonista, desde el principio del libro, toma ciertos sucesos o detalles como si fueran algo que pasa todos los días, y da lugar a pasajes como éste:
"¡Ah, cómo me gustaría plegarme como un telescopio! Creo que podría, si supiera cómo empezar." 
Como niña que es, mezcla la fantasía con la realidad en un inicio, ¿por qué no podría pasar ésto? Después de todo, si tiene una explicación lógica (aunque la lógica sea discutible), es algo posible. Alicia repite varias veces a lo largo de la historia que "está acostumbrada a las cosas raras", animando al lector a no sorprenderse, a seguir entrando en el país de las Maravillas. De esta forma, aprendemos que el único problema de enviar regalos a nuestros pies, en caso de que midamos tres metros o más, es que podemos equivocarnos en la descripción, y que deberíamos ser muy educados con los ratones y los pájaros al hablar de gatos. 
Alicia es una niña de su época. Por eso, para entender sus modales, para captar muchos de los detalles, siempre digo que es necesario empaparse de historia. Es un libro perfecto para acompañar los temas referentes a la época victoriana (entre otros libros, hay decenas donde elegir), ¿por qué no?

Lo que más curioso resulta de este libro es cómo ha trascendido más allá del papel (probablemente debido a sus versiones cinematográfica, en especial la de Disney): sus personajes son modelos para todos los productos de merchandising imaginables, sus frases célebres se citan diariamente, y, claro está, no podemos olvidar el lolita: Alicia es uno de las referencias más conocidas en la parte fantástica de la subcultura, ¿quién no ha querido tomar el té en Wonderland alguna vez?

¿Nunca habéis inventado una larga historia para algún pequeño en casa (o en el trabajo, si os dedicáis a ello), en la que no sabíais muy bien que decir, y al final se alargaba, se alargaba y resultaba entretenida a la vez que perdía toda lógica? Si lo habéis hecho, sois un poquito más Lewis Carroll. Si habéis creado personajes a partir de objetos, situaciones o personas reales, sois un poquito más Carroll aún. 

Y si hacéis reseñas tan nonsense como el libro que habéis leído, sois como yo.


Si tenéis alguna queja, podéis enviar vuestras cartas a:
Sr. Pie Derecho de Marina
Felpudo de la Chimenea
Junto al Parachispas

¡Nos vemos en la próxima entrada!

domingo, 14 de septiembre de 2014

Premio: Mejores amigas de Blogger

Ayer volvía de Madrid (nosotros y nuestras visitas relámpago, no tenemos ni tiempo de quedar con nadie, jo) cuando me puse a revisar los correos, y me sorprendió leer que Suri (de Cavilar en Letra) me había nominado al último premio que ronda los blogs que leo normalmente: ¡Mejores amigas de Blogger! Muchísimas gracias, me divierte un montón este tipo de cosas :)
Para que esta entrada fuera un poco más entretenida, cada una de las respuestas va acompañada de un gif de una de mis películas favoritas, El diablo viste de Prada.


Las reglas del premio:



Seguir al blog que te nominó.
Contestar 5 preguntas.
Crear 5 nuevas preguntas.
Nominar 10 blogs.
Avisar a los nominados.


¡Y aquí van las preguntas que Suri propuso!

¿Cada cuanto actualizas el blog? ¿Te gustaría hacerlo con más frecuencia?
Cada... vez que puedo. Vaya, no tengo una frecuencia fija: a veces es semanal, a veces mensual, otras pasa más de un mes y esto empieza a criar telarañas... Me gustaría tener contenido para actualizar más a menudo contando cosas interesantes, aportando información o haciendo reviews (tengo reviews pendientes, sí, lo sé, todos lo sabemos, pero tengo que hacer las fotos), pero a veces simplemente no hay tiempo/ganas/posibilidad.


¿Qué color, dejando a un lado el negro y el blanco, utilizas más al vestir?
Hm... mirando mi armario, creo que en la ropa "de diario" utilizo bastante varios tonos de marrón, el azul y el rosa. En la ropa lolita, colores claros como el celeste y el rosa pastel, beige/crema, rojo y marrón~

¿Te has teñido el pelo alguna vez? ¿Qué color crees que te queda mejor?
¡Varias veces! He llevado el pelo negro, rosa, naranja, naranja y rosa, moreno con mechas rubias (nunca más) y varios tonos de castaño que no eran el mío.



¿Cuál es tu perfume favorito? ¿Cuál usas con más frecuencia?
¡No tengo un perfume favorito! Suelo utilizar agua de colonia fresquita o con olor a frutas, aunque ahora mismo estoy utilizando uno que me regalaron, "Muy mía" (el perfume de David Bustamante para mujer, vaya)
Si tengo que elegir alguno que me gustaría que me regalasen... Por olor, Narciso Rodríguez; por envase, cualquiera de Marc Jacobs, y por campaña publicitaria, Anaïs Anaïs, de Cacharel (sí, soy demasiado influenciable, y las campañas de Cacharel me tienen enamoradita. ¡Olivia Bee, te quiero!)


¿Qué idiomas hablas? Nombra 3 idiomas más que te gustaría dominar.
Castellano e inglés. Me gustaría tener un buen nivel de francés, portugués (aunque entiendo ambos y si me esfuerzo un poco, podría hacerme entender) y alemán (¿por qué no? El alemán mola)
Estoy esperando a que salgan las listas de admitidos en la escuela de idiomas, y mordiéndome las uñas de los nervios porque espero entrar en inglés. ¿A vosotros también os pasa eso de que no hay plazas nunca?



Las 5 preguntas que quiero hacerle a mis nominados son éstas:

¿Cómo llevas las uñas: cortas, largas, redondas, cuadradas...? ¿Las llevas así por gusto o por obligación?
 ¿Tienes alguna prenda favorita o especial en tu armario?
 ¿Cuál es tu animal favorito? ¿Tienes alguna mascota, animal de compañía o amigo no-humano?
 ¿Té o café? (Siempre pregunto ésto, sí, pero me parece un detalle importante)
 ¿Hay alguien (un familiar, un famoso, un personaje histórico...) que haya marcado tu vida de alguna forma?

Y mis nominados (seguro que repito un montón, ¡pero bueno, así tenéis más preguntas que contestar!)


¡Nos vemos en la próxima entrada, florecillas!